CONSUMO CONSCIENTE

4 PASOS PARA HACER UNAS COMPRAS CONSCIENTES

MINIMALISMO Y REBAJAS

Pasada a fiebre de las Navidades y cuando ya tenemos la mano acostumbrada al gasto llegan … ¡ Las Rebajas !
Odiadas por unos y ansiadas por otros.
Mi relación con las rebajas ha ido variando durante mi vida …

De adolescente era mi mejor época del año. Las de enero con el dinero calentito en el bolsillo que me habían traído Los Reyes Magos y las de verano que coincidían con mi cumpleaños. Si no podía ir el primer o segundo día me daba muchísima rabia, porque pensaba que la mejores oportunidades se estaban terminando.
Intentaba estrujar al máximo mi presupuesto, comprar todas las gangas posibles y llegaba a casa con un montón de bolsas, las tiraba en medio del salón y le empezaba a enseñar las prendas a mi madre cantándole el ¡ súper precio que había conseguido !

Años más tarde, durante mi veintena, fue cuando empecé a trabajar en moda y a viajar mucho, hacia todas las compras durante el año en los diferentes destinos, y cuando digo todas, son muuuuchas compras. Cuando llegaban las rebajas ya no quería ni oír hablar de ellas, porque todo lo que se vendía estaba pasado de moda, yo ya estaba una o dos temporadas por delante. Pasaba de meterme en las multitudes entre productos desfasados.

Eso si, no rechazaba la oportunidad de mirar algún artículo de marca, a ver si encontraba un descuento interesante, a veces lo encontraba y otras veces no ya que muchas de las marcas que yo ansiaba no hacen descuentos, entonces lo compraría en el momento que considerara oportuno.

Actualmente estoy mucho más relajada con el tema, ni las odio ni las amo, aunque me mantengo firme en no meterme entre las multitudes. Simplemente si creo que hay un articulo que “ lo necesito o lo deseo de verdad ” miraré online si hay algún descuento interesante. Si lo tiene lo compraré y si no lo tiene lo compraré de nueva temporada, ya que como comentaba “ lo necesito o lo deseo mucho ”.

Nada de ir a dar vueltas por todas las tiendas y webs a ver que hay… La mayoría de las prendas que saqué de mi armario a la hora de organizarlo fueron compradas impulsivamente, sin ningún valor especial. Acabaron siendo donadas, regaladas o vendidas, algunas incluso con la etiqueta.

Siempre me he considerado una persona consumista y no quiero decir que actualmente no compre, me encanta la moda, las marcas, las buenas calidades y el estrenar, pero cada vez hago un consumo más consciente, para conseguir mis prendas favoritas.

 

A continuación te dejo los pasos para comprar en rebajas sin caer en el error:

 

1. NO ES OBLIGATORIO IR DE REBAJAS:

Si realmente abres tu armario y todas tus prendas son “ tus prendas favoritas ” ¡ Enhorabuena! Porque habrás conseguido lo que muchas deseamos. Sé que llegar a ese punto no es fácil y que aunque haya reducido el consumo sigo siendo consciente de la “ felicidad transitoria ” que te produce comprar un articulo que necesitabas o deseabas pero también he vivido en mi propia piel el arrepentimiento por la compra impulsiva, así que vamos a plantearlo bien.

 

2. REVISA TU ARMARIO:

Que cosas nuevas “ necesitas ” o que prendas necesitas renovar. Haremos una lista con ellas.
Todos tenemos prendas imprescindibles de fondo de armario que nos encantan, pero que con el paso del tiempo y los lavados van envejeciendo y tienen que ser renovadas. Esas prendas serian las primeras de la lista.
En segundo lugar irían las prendas que consideras que te hacen falta. Por ejemplo, imagina que tienes una falda y un pantalón que te encantan pero casi no te lo pones porque no tienes nada de arriba con que combinarlos, si tuvieses una sudadera de “ tal manera ” te solucionaría estos dos conjuntos y seguro que alguno más.

 

3. NO HAGAS EL PEREGRINAJE DE LAS TIENDAS:

Igual que has hecho una lista de artículos haz lo mismo con las tiendas y marcas. Si empiezas a mirar muchas opciones acabarás viendo cosas “ monas y baratas ” que desearás comprar impulsivamente. Cíñete a las listas.

 

4. LA HORA DE LA COMPRA:

Has encontrado algo que te gusta o se parece a lo que necesitas, llega la hora de las preguntas

– ¿Es realmente lo que quiero, cumple todas las características?
– ¿Si no tuviese el descuento que tiene lo comprarías?
– ¿Te gusta la calidad y la procedencia de fabricación del producto?
– ¿Consideras su precio es justo?
– ¿Que impacto medioambiental consideras que va a tener tu compra?
– ¿Crees que pagando un poco más por otra prenda o buscando mejor podrías contestar positivamente todas las preguntas anteriores?
Si todas o la mayoría de las respuestas son afirmativas te encuentra delante de tu prenda!

 

Considero que siguiendo los siguientes pasos podemos conseguir unas compras conscientes. Me ha costado mucho tiempo aprender que no solo porque una cosa sea bonita tengo que comprarla y a saber decir que no a los stocks que no quieren las tiendas para que no se convierta en almacenamiento en mi casa.

¿Qué me dices de tus rebajas? ¿Cómo las planteas normalmente?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *