SERIE PON ORDEN EN TU VIDA ORDENANDO TU CASA

GÁNALE LA BATALLA A LA COCINA: PARTE I

Como ya sabéis que no soy partidaria de los retos ni de poner fechas a las cosas no titulo esta serie de posts con “Ordena tu casa en 21 días» o “Reto minimalista para eliminar 10 objetos de tu casa cada día”.

Como os advertí esto es una maratón de orden (en el orden que yo lo a hice), pero no a contra reloj, sin prisas que para eso ya corremos cada día. No todo el mundo dispone ni del mismo tiempo, pero como las ganas las tienes (sino no estarías leyendo esto) es cuestión de ir haciendo, sin prisa pero sin pausa. Piensa que cada día es una nueva oportunidad para empezar. Además una vez que empiezas ¡ya no puedes parar!

Así que hoy empezamos con ese armario de la cocina en el que guardas tuppers, tazas, vasos… ¿Te suena verdad?

Desde que empecé a vivir en casas pequeñas, ya más de 10 años, tengo muy claro que no se puede acumular. Aunque esta regla solo la aplicaba a la cocina. Así que no he acumulado demasiados utensilios ni pequeños electrodomésticos. Esto también es consecuencia que soy del tipo de persona que siempre ha pensado que «tenia más de Coco Chanel que de Cococinera» como Carrie Bradshaw  y que poco me faltaba para guardar jerséis en el horno como ella por falta de espacio en el armario.

Es imprescindible tener la encimera despejada, sin utensilios que apenas usas, elementos decorativos que se acaban manchando o pequeños electrodomésticos sin un fin demasiado claro. Pero igual de importante es el interior de los armarios.

Soy anti gofreras, palomiteros, panificadoras… pero por lo contrario descubrí que era acumuladora de:

 

  • Servilletas de papel bonitas sean de Zara Home, H&M, Tiger… saqué de un altillo del armario 8 paquetes sin estrenar, monísimas todas, pero ¿quizás pensaba que se acabaría la producción de servilletas bonitas mundial?
  • Preciosos también todos los posavasos  que encontré, incluso el juego que estaba empaquetado sin abrir de cristal grabado. También los tenia con estampados, en plateado, en dorado… me quedé con los más nuevos.
  • Tapones de corcho y cerámica, de Sicilia, de Capri, de Portofino… mi souvenir favorito, pequeño y útil, pero ¿cuántas botellas de vino iba a tener abiertas a la vez?
  • Menaje de porcelana de los destinos anteriormente nombrados. De eso era más consciente, ya que siempre ha fantaseado con tener una bonita masía a lo Casa Tarradellas, y poner mesas muy cargadas con platos, platillos, tablas y cuencos a lo Dolce&Gabbana
    Via Dolce&Gabbana

    (se que no puede haber una inspiración menos minimalista, pero siempre he tenido el corazón dividido en dos 🙂 Como de momento no la tengo y creo que ya he recopilado gran parte de la vajilla he decidido parar el stock del ajuar.

 

Con esto quiero decir, que yo pensaba que no tenia prácticamente nada al ser la cocina y aluciné con todo lo que saqué.

 

 

 

 

 

A parte de las peculiaridades anteriores, que en cada persona serán diferentes, tenemos que mencionar lo que normalmente se tiene en la cocina y que con facilidad se nos descontrolan:

 

 

 

TUPPERS:

Si eres del grupo de personas que como yo come en un tupper cada día, conocerás bien el horror del armario que los guarda. Vamos a poner orden:

  • Quédate solo con los que sean de vidrio, podrás calentar la comida en ellos directamente, no absorben olores ni colores. (Los de plástico no los tires de momento porque puede que los usemos para organizar alguna otra cosa de la casa, los que estén teñidos de salsa de tomate si que irán al cubo del reciclaje sin compasión)
  • No te quedes ninguna tapa que no tenga envase “por si acaso”.
  • Que sean más o menos del mismo tamaño y cuadrados a ser posible. Se almacenan mucho mejor y evitarás que al abrir la puerta se te caiga una tapa rodando en la cabeza ¿te suena?
  • Guarda las tapas con cada envase, nada de tapas por un lado y tuppers por otro, ahorrarás muchísimo tiempo sin jugar al ¿Quién es Quién?
  • Si vives solo y lo usas cada día, no tengas más 5, si no los usas a diario con 3 podrías hacer perfectamente. No es obligatorio tener un montón.
  • No guardes ni un solo tupper que no sea tuyo en el armario. Si tienes envases para devolverle a tu madre, padre, vecino o compañera de trabajo coge una bolsa y mételos ahí una vez los hayas lavado. Devuélveselos inmediatamente el primer día que los veas.
  • Asígnales un lugar concreto de la cocina, nada de tener unos por aquí y otro por allí. Como cada cocina es un mundo puede que sea un armario o un cajón. Pero todos juntos, y si has conseguido que todos sean del mismo tamaño y cuadrados será muchísimo más fácil mantenerlos controlados.

 

TAZAS

Este es un caso similar al anterior. Cuantas tazas debería tener una persona que vive sola o una pareja?

En mi caso conté 15 tazas. Recuerdos de viajes, regalos de amigos, una porque era preciosa y totalmente necesaria… Como con todo, decidí quedarme con las que realmente significaban algo para mi, así que ahora tengo 6 que me encantan.

 

VASOS PROMOCIONALES

Concretamente nunca he sido muy fan de acumular este tipo de vasos, pero son un clásico en las cocinas. El de Coca-Cola, el de Nocilla, etc… por favor, deshazte sin compasión de esos vasos todos diferentes en colorines y formas. Tienes mil opciones de vasos de todos los precios y tamaños, con la posibilidad de comprarlos por unidades para tener solo los que necesitas.

Quizás ya los tienes en casa sin darte cuenta. En mi caso cuando hice limpieza del salón, me di cuenta que tenia en un armario un total de 8 velas es vaso de Ikea, usadas y sin usar. Limpié los envases de vidrio usados y le regalé a mi amiga media docena, estupendos y sin estrenar que le hicieron muchísima ilusión ya que se acababa de mudar.

https://www.ikea.com/es/es/productos/decoracion/velas-portavelas/sinnlig-vela-perfumada-en-vaso-nuezmoscadavainilla-gris-art-50337405/

 

PLATOS, COPAS Y CUBIERTOS

Con esto pasaría exactamente lo mismo que los objetos anteriores pero normalmente los tenemos más controlados.

En mi casa no caben mas de 6 personas a comer ¿Porqué debería acumular más piezas que personas caben en la mesa?

 

Si alguna vez tienes una celebración en la que sois más de las personas que cabéis en la mesa y acabáis haciendo un pica pica  de pié siempre puedes utilizar vajilla y cubertería biodegradables,  de hoja de palma o de azúcar de caña. Actualmente podemos encontrar un montón de opciones de diferentes formas y precios.

Os dejo un par de ejemplos :

https://www.amazon.es/BIOZOYG-Kaufdichgruen-DTW05409-Redondo-Biodegradable/dp/B017NVGT3U/ref=sr_1_2_sspa/262-3605380-8380342?ie=UTF8&qid=1548060996&sr=8-2-spons&keywords=plato+biodegradable&psc=1

https://www.amazon.es/alternativa-plástico-biodegradable-ecológico-desechable/dp/B07CNQN2FG/ref=sr_1_9/262-3605380-8380342?ie=UTF8&qid=1548060996&sr=8-9&keywords=plato+biodegradable

 

 

Con el tema de la vajilla si que tengo la de 6 piezas (plato llano, cuenco y postre) más de batalla que es la que utilizo a diario, y después tengo 6 platos más monis para el día que me apetece hacer una reunión más especial.

Libérate de esos platos, copas, cubiertos que han caído en tus manos sin saber casi de donde, que ni te gustan, ni te traen ningún recuerdo especial y lo único que hacen es quitarte espacio.

 

 

Si ya has repasado todos los puntos anteriores y has dejado espacio en el armario o cajón que los almacena, ya estarás empezando a disfrutar del placer del espacio.

 

¿En tu caso, cuantas piezas crees que necesitas? ¿Ya le has ganado la batalla a los tuppers?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *